Nacimiento del río Ebro

    Quizá por dar nombre a la Península, por ser el más caudaloso de España, por ser el segundo más largo (sólo por detrás del Nilo) de los que desembocan en el Mediterráneo o por los beneficios que sus aguas aportan a lo largo de sus 930 kilómetros de recorrido, todos nos sintamos un poco atraídos por este río y queramos conocer su origen.

    Aunque no es estrictamente correcto, puesto que hace años quedó demostrado que las aguas que manan del Pilar de Fontibre proceden casi en su totalidad del río Híjar (tras filtrarse en el subsuelo en la zona de Paracuelles), lo cierto es que tradicionalmente se considera que el nacimiento del río Ebro se encuentra en Fontibre, y hasta allí se desplazan miles de personas todos los años para visitarlo.

    En esta ocasión te sugerimos que te acerques a la cuna de Iberia recorriendo en un tranquilo paseo de tan sólo 3 kilómetros el camino que une Argüeso y Fontibre (aunque puedes ir también en coche puesto que la zona dispone de un amplio aparcamiento) y una vez alli disfrutar de su agradable entorno convertido hace años en un parque donde deleitarse a la vera de su cauce.

    Se trata, sin duda, del lugar más emblemático de Campóo y no te lo puedes perder.

     

    Más planes